Relatos de Ezequiel Albizuri


El guante de Freddy Krueger

En los ochenta las películas de terror eran lo máximo. “Viernes 13”, “Pesadilla en Elm Street” y mil más. En mi cuarto tenía fotos de zombis, de Rambo, Sabrina, un Lamborghini Countach y gente con la cabeza explotando o con la cara derretida. Me influenciaron tanto esas películas que llegue a hacerme un guante como el de Freddy Krueger.

Continuar »

La mendiga de Nueva York

No hay nada peor que ver a un mendigo llorar. Yo viví en Málaga, Madrid, Praga, Alemania y Mumbai, pero el sitio donde vi a mas mendigos llorar fue en Nueva York.

Continuar »

El mejor día de mi vida

Una vez al año hacían una evento en el Palacio de Congresos de Torremolinos. Era una feria solo para profesionales donde empresas traian las mejores y ultimas maquinas de videojuegos. Y había rumores de que se podía jugar gratis a todas. Mi sueño.

Continuar »

El novio alemán

Mi madre se sacó un novio alemán y al poco la cosa se puso seria y acabamos mudándonos de España a Alemania. Concretamente de Arroyo de la Miel a Kiel. Fue un cambio grande, porque no es solo cambiar de idioma sino de cultura y de mil cosas que nadie nunca te explica bien en ninguna parte.

Continuar »

La carrera del pavo

En Arroyo de la Miel, el pueblo donde viví un tiempo, había una carrera que se hacía todos los años. Era como una maratón pero más pequeña y cutre. Se llamaba “La carrera del Pavo”. La gente se ponía en las aceras animando a los corredores y se formaba un buen caos. Cortaban la calle y lo típico, pasaba la gente corriendo y les gritaban, burlándose un poco porque en realidad no les importaba una mierda los corredores.

Continuar »

Un amigo que podía flotar

En un campamento de verano conocí a un niño que estuvo en coma pero que podía flotar por la habitación del hospital. Acabó en coma porque un día un tío suyo se volvió loco, cogió una escopeta y le disparó a él, a su padre y luego se voló la cabeza en el salón de la casa.

Continuar »

Historias de DJs

Un amigo y yo nos habíamos obsesionado con la música electrónica y queríamos ser DJs. Yo era“DJ X” por lo de la droga Éxtasis, y mi amigo era “DJ Jambo”, no se por qué. Es que eran los 90.

Continuar »

Kiki el delator

Yo de chico estaba obsesionado con las películas de terror, Freddy Krueger y con ir a cementerios a leer las lápidas y cosas así. Una vez hasta me lleve un ataúd a mi casa. Era un ataúd que me encontré detrás de un cementerio sin la parte de abajo porque se había podrido con el cuerpo del muerto. Lo puse en la esquina de mi cuarto y no veas si se notaba la presencia de un fantasma todas las noches. Al final lo tiré porque era imposible dormir.

Continuar »

El libro perfecto

Una vez con doce años o por ahí tuvimos que ir a ver a un juez mi hermana y yo para decir con quien queríamos vivir. Si con mi madre o con mi padre.

Continuar »

Inicio | Acerca de | Email

Copyright 2017